EU
"Podría ganar todo el voto hispano en Nueva York porque le temen al socialismo"
LPO habló con Derrick Gibson, precandidato republicano para las elecciones para gobernador del estado. Su visión de la pandemia y los migrantes.

 Ante la disminución del registro de votantes y la dura competencia de los demócratas, el Partido Republicano de Nueva York está tratando de evitar una costosa primaria antes de las elecciones generales en el estado, para las que el cuestionado el actual gobernador Andrew Cuomo sigue siendo el favorito en los comicios, pese a sus recientes escándalos.

El 28 de junio, el Partido Republicano realizó una encuesta informal que posicionó al legislador Lee Zeldin como el  candidato más probable, al reunir el apoyo de la mayoría de los presidentes de los condados republicanos. Si bien obtuvo el 85% de los votos, no lo convierte automáticamente en el nominado.

Otros aspirantes planean continuar sus postulaciones para gobernador hasta las primarias. En una entrevista exclusiva para LPO, el residente de Queens y precandidato republicano a gobernador del estado de Nueva York, Derrick Gibson, dijo que cree que sus posibilidades son grandes. 

"Estoy haciendo una campaña de base, dirigiéndome a la gente, directamente a las comunidades. En Nueva York, lo que están haciendo es permitir que los líderes del condado elijan a una persona que puedan presionar y ese es Led Zeldin. Llegó al estado hace unos dos o tres meses. Y es un congresista, tiene un nombre reconocido y saltaron a bordo con él sin escuchar a los otros cinco candidatos en la carrera. Ellos no quieren que haya una primaria", dijo Gibson.

El triunfo del candidato latino en Brooklyn da aire al ala progresista 

En ese sentido, Gibson le dijo a LPO que no necesita el apoyo del Partido Republicano para ganar las internas. "Las primarias del Partido Republicano son débiles. No los busco para que me ayuden en lo absoluto. Son el establishment, y yo soy republicano, pero no soy el establishment, estoy para el pueblo", dijo. "Quiero que mi mensaje sea lo que me haga el candidato, así que no, no estoy buscando el apoyo del Partido Republicano". 

Como cristiano afroamericano que creció en el sur con seis hermanos, Gibson está firmemente en contra de quitarle fondos a la Policía, como proponen algunos demócratas neoyorkinos como AOC. "Es una tontería desfinanciar a la Policía. Ha intimidado a los policías para que no hagan su trabajo y envalentona a los criminales. Como hombre negro, puedo decirles que ellos no son el problema. Es el sistema de justicia el que es corrupto y hay que reformar", opinó.

"Con el crimen tan alto en la ciudad de Nueva York y en el estado de Nueva York, mi propuesta es llevar a la Guardia Nacional a trabajar junto con la policía estatal y otros departamentos de Policía que quieran combatir el crimen. Vamos a lograr que la gente comience a respetar la aplicación de la ley nuevamente" añadió.

Como hombre que viaja en tren todos los días, dice que comprende a la gente de Nueva York y puede llegar a votantes independientes y minoritarios. "Creo que voy a ganar a toda la población hispana, especialmente en la ciudad de Nueva York. Le tienen miedo al socialismo y al comunismo, porque sus padres y antepasados escaparon de lugares donde gobernaban esos sistemas y quieren que alguien que pueda hacer frente a esas políticas que vienen del Partido Demócrata. Yo soy ese tipo".

"Los hispanos de Nueva York le tienen miedo al socialismo y al comunismo porque sus padres y antepasados huyeron de países donde gobernaban esos sistemas"

 Cuando se trata de inmigración, sin embargo, Gibson adopta una posición de línea dura. "Tenemos 500,000 extranjeros ilegales, probablemente un millón, ya que la frontera se ha abierto de par en par", dijo, repitiendo un talking point republicano contrario a la realidad. "Tenemos que eliminar todo eso. Nuestro presupuesto migratorio es de USD 212 mil millones. No hay forma de que necesitemos un presupuesto tan grande. Tenemos tantos extranjeros ilegales. Eso es algo que tiene que desaparecer". 

 Después de haber estado en campaña durante más de un año, ha sido un crítico feroz de la estrategia de respuesta Covid-19 del gobernador Andrew Cuomo. "Hizo un trabajo terrible manejando la pandemia, tomó decisiones que no fueron buenas para la gente. El cierre indiscriminado de negocios, enviar pacientes de regreso a los asilos de ancianos, todo eso fue un completo desastre ". 

Aunque Gibson es un ávido partidario del expresidente Donald Trump, dijo esperar que no se involucrara en la política en Nueva York, su estado natal. "En el estado de Nueva York, mecesita mantenerse al margen. Amo al presidente Trump, lo apoyo, pero él necesita permanecer al margen, tenemos que ganar por nuestra cuenta", dijo. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.