Negocios
Exclusivo: el hijo de Biden cada vez vende más obras de arte en México e inquieta a la Casa Blanca
Los compran políticos y empresarios. Advertencia desde el interior del partido demócrata.

 El incipiente negocio artístico de Hunter Biden comienza a repuntar y tiene en México a su principal mercado fuera de México. Galeristas y coleccionistas privados de CDMX y Monterrey consultados por LPO informan que en lo que va de este año el hijo del presidente de Estados Unidos ha vendido más de 15 cuadros en el país. El valor de los mismos va de los 50 a los 75 mil dólares.

Los cuadros tienen un estilo experimental, poco definido, pero su rápido repunte en el mercado simplemente se debe a que el autor es hijo del presidente de los Estados Unidos. Este auge en México enciende alarmas en Washington DC.

Hace una semana así lo explico Walter Shaub, quien dirigiera la oficina de Asuntos Éticos de la Casa Blanca entre 2013 y . Shaub está identificado con el partido demócrata y declaró haber votado a Biden.

Walter Shaub.

El ex funcionario ha sido muy enfático en que los negocios de arte de Hunter Biden pueden ser un problema porque los compradores pudieran buscar algún tipo de influencia en asuntos de política nacional e internacional.

No es el primer nexo de la familia presidencial con el país. Hunter Biden sufrió adicciones en su pasado y gran parte de su tratamiento se realizó en clínicas privadas en el norte de México. 

En México los cuadros de Biden han sido adquiridos por figuras de la política y por altos ejecutivos de las principales empresas del país.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.