Mercados
Citi descarta que AMLO logre destinar los recursos del FMI al pago de la deuda
Consideran que la Ley de Banxico se impondrá, pero podría haber otras rutas, como la compra de las reservas. El dilema para Ramírez.

 "No es que no se puede, es que no se quiere", lanzó López Obrador sobre poder usar los recursos del FMI y que van a las reservas internacionales. Estrictamente, la Ley del banco central sí lo prohíbe, pero existen mecanismos que podrían permitir esta acción, sin embargo, las trabas y dilemas son tales, que el mercado lo da por descartado.

Son 12 mil millones de dólares los que están en la mira del Presidente mexicano. Forman parte de los derechos especiales de giro (DEGs) que el FMI reparte entre sus países miembros y se destinan a las reservas que controla Banxico. López Obrador planteó que, dado que esas reservas han tenido una fuerte alza en este sexenio, ese dinero podría destinarse al pago de la deuda, pero el subgobernador Esquivel refutó que no estaba permitido. Más allá de que se pudiera o no se pudiera hacer, el temor es que, de encontrarse un mecanismo, pueda poner en riesgo la autonomía de Banxico.

AMLO ya gestiona con Banxico para poder usar los fondos del FMI en el pago de la deuda

Es un riesgo que por ahora el mercado descarta, pero por las pocas chances que ven los especialistas de que AMLO logre su objetivo. En diálogo con LPO, Raúl Álvarez del Castillo, director de estudios económicos de Citibanamex explicó: "Creemos que como está el marco actual es muy complicado que pudieran hacer una transferencia directa hacia el Gobierno Federal, por lo que no tenemos un escenario de qué pasaría si se materializara una transferencia", señaló.

No se trata de una misión imposible. Lo que sucede es que el marco de acción es sumamente limitado o implicaría costos para el gobierno, tanto fiscales como políticos. De acuerdo con Carlos Vázquez Vidal, especialista en deuda pública del CIEP, el gobierno puede acudir a dos vías: la legal y la financiera.

Por la parte legal, el especialista recordó el caso de Ecuador: el Ejecutivo envió una carta constitutiva a su banco central de manera anticipada. "Aquí el problema es que ya se transfirieron estos DEGs y no se envió esa solicitud, que permitió en el caso ecuatoriano mandar los recursos directamente a Hacienda".

Otro caso es el paraguayo, que se asemeja más al mexicano pues la Ley de su banco central también establece que las reservas internacionales están a cargo de su banco central, por lo tanto, implicó modificaciones de Ley.  En México se tendrían que modificar los artículos 19 y 20 de Banxico sobre el uso y constitución de las reservas internacionales. De esa forma, podrían pasar de forma directa a Hacienda.

Rogelio Ramírez de la O, secretario de Hacienda y Crédito Público.

En cualquiera de los dos casos no representaría ningún costo financiero para el Gobierno Federal, pero sí se percibe un costo/riesgo más bien político si se realizan de manera confusa o poco transparente. 

 "El secretario de Hacienda tendría que ser muy cuidadoso en enfatizar que se trata de une excepción. Pero si se trata de una charla con poca transparencia con la comisión de cambios, o una petición más directa, sí se percibiría cierto riesgo", precisó Vázquez Vidal.

En cuanto a la vía financiera, el Gobierno podría comprar estos activos a Banxico. Una práctica como cuando le compra dólares. Sin embargo, está opción también conlleva costos y trabas, ya que los DEGs no pueden estar en manos de particulares, por lo que no podrían servir para pagar deuda de bonos emitidos en mercados internacionales sino que tendría que ser solo con países a los que les está permitido realizar transacciones con estos activos. Además, tendría que verse si estos activos están monetizados.

Esquivel replica a AMLO: "Las reservas internacionales no son para deuda"

Por su parte, el especialista de Citi explicó que hay otras formas de ahorro: Con esta entrada de 12,500 millones a las reservas internacionales, permite que Banxico ya no necesite renovar la línea de crédito flexible con el FMI y podría ahorrar un costo de la cuota que se tiene que pagar anualmente por la renovación de esta línea de crédito. "Ya se genera un ahorro hacia el país", destacó.

Son opciones que muestran lo intrincado que resulta en realidad el planteamiento de López Obrador y ayuda a comprender porque la oposición no solo ya evidente desde Banxico sino también desde Hacienda, donde Rogelio Ramírez de la O comprende los efectos que tendría en la confianza del mercado. Tampoco sería la primera vez que el mandatario recibe una negativa del banco central, como cuando no logró hacer un uso anticipado de los remanentes. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.